• Artibus
  • @Artibus_
  • Artibus Consulting
  • Artibus
  • Español
  • /
  • English
Use claridad, humor y una sonrisa (4/5)

En The Power of Little Words, John Beckley escribe: “El énfasis en la educación rara vez se pone en la comunicación clara y sencilla de ideas … nuestra educación en inglés nos enseña a enturbiar las cosas”. Muy cierto. Algunas personas suponen que deben hablar y escribir en un estilo complicado para que otras piensen que son inteligentes y tienen algo importante que decir. Es exactamente lo contrario. Para comunicarse y conectarse, utilice pensamientos e ideas fáciles de entender. Esto parece ser más fácil de lo que es. Como alguna vez admitió el matemático Blaise Pascal: “Hice esta carta más larga de lo común porque no tengo tiempo para escribirla corta”.

Para captar atención y ganarse el respeto, ofrezca información y anécdotas que sean divertidas, conmovedoras, motivadoras o útiles. El propósito es hacer que la gente se ría, poder llegar a sus sentimientos, estimularla y hacer sus vidas más sencillas. Para ganarse a las personas, comuníquese con ellas de acuerdo con la “estrategia de las 3S: Que el mensaje sea sencillo. Que lo diga sin prisa. Que sonría”. Después, siga estas cinco pautas:

1. “Hable con la gente, no por encima de ella” – A ninguna persona le gusta que la traten con condescendencia.

2. “Vaya al grano” – Tiene algo que decir, así que dígalo.

3. “Dígalo una y otra vez, y otra y otra” – De lo contrario, la gente no reconocerá el valor de lo que desea comunicar. El autor Daniel Pink explica: “Tres palabras son esenciales para comunicarse con otros: 1) brevedad, 2) levedad y 3) repetición”.

4. “Dígalo claramente” – No diga o hable de algo hasta que conozca el mensaje que quiera enviar. El público no recordará lo que le diga, sino lo “que entienda”.

5. “Diga menos” –Nadie quiere jamás que el orador hable más tiempo. En una ocasión, el autor John C. Maxwell se vio inmerso en un problema de falta de tiempo, cuando habló en un programa que de por sí ya iba retrasado, y dijo: “Les daré mi discurso pizza. Si no lo termino en menos de 30 minutos, no tienen que pagarme”. Y lo hizo.

Para electrizar sus discursos:

• “Asuma la responsabilidad de sus participantes” – El orador y el escritor son responsables de conectarse con el público. La historiadora Barbara Tuchman recordaba esto todos los días porque había puesto esta pregunta en su escritorio: “¿Pasará el lector a la siguiente página?”

• “Comuníquese en el mundo de ellos” – Asegúrese de que se identifiquen con sus frases e ideas.

• “Capte la atención de la gente desde el principio” – Y manténgala. Evite lo que la escritora de discursos presidenciales Peggy Noonan llama “el discurso hamaca”, es decir, un discurso con “un árbol fuerte y grande que lo sostiene en un extremo… y en el otro extremo … y, al centro, está la suave y bonita sección en la que todos nos quedamos dormidos”.

• “Active a su público” – Haga preguntas, haga que las personas se relacionen unas con otras (con un saludo de manos) e insista en que hagan algo físico (“ponerse de pie y estirarse”).

• “Dígalo de manera que no se olvide” – Ofrezca información vital, ideas originales, datos sorprendentes y humor.

• “Sea visual” – Use gestos, y apóyese en expresiones agradables que sean interesantes de ver.

• “Relate historias” – Compartir grandes historias es quizás la mejor forma de mantener la atención.

Otra manera de conectarse positivamente con la gente es motivarla. Utilice la “ecuación de la motivación” para alentarla a tomar acciones significativas. Esta fórmula consiste de tres elementos:

1. “Lo que la gente debe saber” – Esto es crucial. Muestre a otros que está de su lado y que se preocupa por ellos, que son importantes para usted y que espera grandes cosas de ellos.

2. “Lo que la gente debe ver” – Demuestre su convicción, carácter y credibilidad.

3. “Lo que la gente debe sentir”– Muestre seguridad en sí mismo y apasiónese por el tema. Demuestre su agradecimiento por tener el privilegio de hablar ante este público.



(Everyone Communicates, Few Connect: What the Most Effective People Do Differently) por John C. Maxwell Thomas Nelson Publishers © 2010

- “Usted es su mensaje”