• Artibus
  • @Artibus_
  • Artibus Consulting
  • Artibus
  • Español
  • /
  • English
“Un método de siete pasos para lograr un cambio positivo”

Los siete pasos que puede seguir para corregir estas conductas son: “Practicar la retroalimentación, disculparse, compartir información (o hacer anuncios), escuchar, agradecer, dar seguimiento y poner en práctica la ‘proalimentación’ o feedfoward”.

El mejor método para identificar fortalezas y debilidades es la “retroalimentación de 360 grados”. Con esta táctica, muchas personas en cualquier nivel de una organización dan su opinión sobre su desempeño (o el de otra persona). Invite a sus amigos, familiares, compañeros de trabajo y clientes a participar. Si entrevista a una persona para obtener información sobre otra persona, formule preguntas como: “¿Este líder comunica claramente su visión, trata a los demás con respeto y da lugar a opiniones contrarias?”. Los encuestados califican a sus colegas numéricamente y deben hacerlo con la idea de “mejorar”, no de “juzgar”.

También puede obtener retroalimentación observando de cerca la conducta de las personas, solicitando a las personas más cercanas sus opiniones, prestando atención a cualquier comentario acerca de su conducta que escuche con frecuencia.

Una disculpa cumple tres funciones. Primero, asume la responsabilidad por errores pasados; segundo, anuncia su compromiso de cambiar, y tercero, funciona como un acuerdo entre ambas partes. Cuando se disculpe, diga “lo siento. Me esforzaré para mejorar”. Y no agregue nada más. No califique su conducta ni dé excusas por sus acciones.

No basta con mencionar simplemente que lamenta conductas pasadas. Debe anunciar en voz alta y en forma clara, una y otra vez, que se compromete a cambiar. Este anuncio personal ayuda a cambiar las percepciones que tienen otras personas sobre su conducta y le asigna la responsabilidad. También da lugar a que las personas supervisen su evolución y ofrezcan sugerencias.

¿Qué separa a las personas simplemente exitosas de los verdaderos grandes líderes? Una gran diferencia es la capacidad para escuchar atentamente y hacer que el interlocutor se sienta la persona más importante en la sala. Las personas que saben escuchar “piensan antes de hablar” y “escuchan con respeto”. No responda con frases como “ya lo sabía” o con frases que incluyan no, pero ni sin embargo. Formule preguntas inteligentes y pertinentes.

Para expresar gratitud, comience simplemente por decir “gracias”. Poder transmitir gratitud en forma genuina es un talento y un valor. También ayuda a disipar posibles situaciones impredecibles. Vaya más allá de los buenos modales aplicando este ejercicio: Haga una lista de 25 personas que más lo hayan ayudado en su vida. Luego escriba una nota de agradecimiento a cada una de ellas.

El cambio real y duradero no puede producirse sin un seguimiento, lo cual le permite medir su mejora y le recuerda a las personas que se está esforzando por cambiar. Demuestra que toma el proceso en serio y lo hace responsable; demuestra que le importa y toma en cuenta las percepciones y opiniones de otras personas. Si está atravesando por un cambio, también puede pedirle a alguien que lo aliente y asesore en su evolución.

La proalimentación es un proceso de cuatro pasos. En primer lugar, elija una conducta que desee cambiar. Hable a solas con alguien y manifieste su deseo de realizar este cambio. Pídale dos sugerencias sobre cómo realizar el cambio. Después, acepte estas sugerencias como ideas de proalimentacion que luego implementará. Repita este proceso una y otra vez con distintas personas. A diferencia de la retroalimentación, la proalimentación no considera sus conductas pasadas. No puede cambiar el pasado. Pero puede utilizar sugerencias sinceras de proalimentación para mejorar en el futuro

(What Got You Here Won’t Get You There: How Successful People Become Even More Successful) por MarshaII GoIdsmith Hyperion © 2007