Loading

Resiliencia Empresarial

El estudio global de respuesta a la pandemia COVID-19

La adaptación exitosa a la crisis del COVID-19 depende de 10 prácticas comerciales de alto impacto.

La pandemia de COVID-19 ha desafiado a las organizaciones a responder de manera innovadora, creativa y ágil. Un análisis global muestra que entre 53 prácticas que las empresas han implementado en respuesta a la situación de la pandemia, 10 prácticas en tres áreas cruciales brindan el mayor impacto beneficioso independientemente de la industria, la geografía o el tamaño de la empresa. Aunque la investigación identificó estas prácticas en el contexto de COVID-19, ayudarán a desarrollar la resiliencia empresarial para hacer frente a cualquier crisis.

La continua propagación del virus requiere una evolución constante y una adaptación continua.

Las respuestas empresariales se dividen en una de cuatro etapas. En la etapa uno, los líderes se enfocan en la supervivencia financiera. Durante la etapa dos, la organización hace del cuidado de su gente su principal preocupación. En la tercera etapa, la organización centra su atención en generar agilidad y una cultura de trabajo resiliente. En última etapa, las empresas se reinventan mediante prácticas innovadoras de contratación, diseño de puestos, gestión del desempeño y remuneración. Los niveles de desempeño de las organizaciones aumentan con cada etapa de respuesta: la etapa uno ve el desempeño más pobre y la etapa cuatro ve el más alto.

Tres prácticas que apoyan la salud y el bienestar de los empleados.

Empresas líderes como Google y Atlassian introdujeron el trabajo remoto temprano en respuesta a la pandemia. Las empresas que no pueden implementar el trabajo remoto, como los proveedores de atención médica, apoyan la salud y seguridad de sus trabajadores modificando la capacitación y la programación, imponiendo medidas de protección y ofreciendo asesoramiento.

Ahora más que nunca, la gente necesita saber por qué su trabajo es importante y cómo ayuda a crear un mundo mejor.

Las organizaciones de alto rendimiento también escuchan las preocupaciones de sus trabajadores cuando desarrollan planes para regresar al trabajo. Algunas empresas están cambiando de encuestas poco frecuentes a pulsos semanales. Otras están implementando foros de discusión para alentar la participación de los empleados. Deutsche Telekom, por ejemplo, escucha a los empleados a través de un grupo de WhatsApp. Además, las organizaciones líderes ofrecen apoyo para la vida personal y laboral de los trabajadores, incluida su salud mental. Salesforce está dando a los padres tiempo libre remunerado adicional; Legendary Entertainment ofrece sesiones de meditación y entrenamiento; otras compañías están regalando suscripciones a Netflix a sus empleados o alentándolos a conectarse en torno a intereses y pasatiempos.

Tres prácticas que promueven el cambio guiado por la misión y la agilidad empresarial.

Las organizaciones de alto rendimiento destacan la misión y el propósito, lo que ayuda a unificar la fuerza laboral y garantizar que las respuestas a la pandemia se alineen con los objetivos de la organización. Las empresas también están tomando medidas para ayudar a los empleados a trabajar en medio de la ambigüedad asegurándoles que sus trabajos y cheques de pago son seguros. Por último, las empresas están recurriendo a la tecnología que les permite ofrecer nuevas ofertas en respuesta a las necesidades cambiantes. La tecnología Scan-and-Go de Sainsbury permite la recogida de comestibles sin contacto, y muchos restaurantes han adaptado su presencia en línea, o han desarrollado asociaciones, para permitir la recogida y entrega de comidas.

Cuatro prácticas de alto impacto que ayudan a la transformación adaptativa de las organizaciones.

Las prácticas adaptativas de personas están sirviendo bien a muchas organizaciones durante la pandemia. Primero, en lugar de implementar una congelación de la contratación, las principales empresas han adoptado prácticas de contratación creativas y estratégicas. Por ejemplo, Schneider Electric está reequilibrando su talento internamente utilizando un mercado de talentos, y Danone capacitó a trabajadores de fábricas en México a través de Zoom para lograr un cambio de producción. En segundo lugar, las organizaciones líderes están desplegando trabajadores eventuales y de tiempo parcial para respaldar la agilidad; algunos han introducido el trabajo compartido para evitar despidos y licencias.

Lidiar con la ambigüedad se ha convertido quizás en la habilidad de poder más importante en un momento en el que todos los aspectos de nuestra vida han cambiado.

En tercer lugar, las empresas fomentan y apoyan la experimentación de los equipos, mientras que el aprendizaje facilita la adaptación, la transformación y el crecimiento. IBM aplicó la experimentación y el aprendizaje al lanzamiento de su Compromiso de trabajo remoto, refinando el compromiso sobre la base de los aportes de los empleados y clientes. En cuarto lugar, las empresas están optimizando sus procesos de gestión del desempeño, lo que permite a los gerentes dedicar más tiempo a las operaciones. En AB InBev y Atlassian, la gestión del desempeño ahora se realiza de forma continua e incluye un reconocimiento específico para las contribuciones relacionadas con la pandemia.

Las organizaciones también deben implementar prácticas adicionales, pero estas no servirán como diferenciadores.

Las organizaciones deberán desarrollar un programa de trabajo remoto que satisfaga las necesidades comerciales; apoyar ese programa a través de políticas, prácticas y herramientas; y brindar capacitación a los gerentes. También deberán establecer altos estándares con respecto a la salud y la seguridad, decidir cómo emplear herramientas como pruebas y controles de temperatura y distribuir equipo de protección a los empleados. En tercer lugar, RR.HH. necesitará acceso a los datos como base para su respuesta a la pandemia, y deberá trabajar con equipos de respuesta locales. Estas prácticas, aunque esenciales, no servirán como diferenciadores.

Autor: Josh Bersin

Es un analista, educador y líder intelectual reconocido internacionalmente que se centra en el mercado global de talentos y los desafíos que afectan a la fuerza laboral empresarial en todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *